Carusel Blog
5 Abril 2020

El Anillo de Oro de Rusia

Panorama de Súzdal en otoño
Foto Dmitry Zhukov

Cuando planeamos algún viaje y elegimos el destino, en primer pensamos en las capitales y ciudades grandes. Así en Rusia las ciudades más visitadas son Moscú y San Petersburgo. Pero es muy probable, que tenemos que dirigirnos a otras antiguas ciudades y pueblos pequeños para conocer sobre las tradiciones y el carácter nacional. Rusia es mucho más que su capital y en los lugares alejados de la vida ruidosa y agitada, en la cotidianidad lenta están guardados los secretos del pueblo, raíces de nuestra cultura y su alma.

En esta publicación quisiéramos compartir contigo una ruta maravillosa por las ciudades medievales rusas, que se llama el Anillo de Oro. Esperamos que te ayude a descubrir el país y entender un poco más de nuestra historia. Ojalá, al leerlo decidas repetir este viaje impresionante en realidad y sumergirse en la belleza original y la vida local del país.

Por mi propia experiencia puedo decir, que este viaje es un tipo de la peregrinación a los origines e incluso los rusos tienen que hacerlo al menos una ves.
¿Que es el Anillo de Oro ruso?

El Anillo de Oro es el nombre de una ruta turística que empieza y termina en Moscú y que consiste en las ciudades medievales convenientemente situadas cerca una de la otra. La ruta fue creada por el periodista soviético Yuri Bychkov quien por las razones de trabajo viajaba frecuentemente en su coche a las ciudades históricas del noreste de Moscú situadas entre los ríos Volga y Kliazma, y quien llamo atención a la arquitectura antigua de estas ciudades de los siglos XII-XV y su potencial turístico.

El recorrido clásico del Anillo de Oro partía de Moscú y recorría ocho ciudades antiguas: Vladímir, Súzdal, Ivánovo, Kostromá, Yaroslavl, Rostov Veliki, Pereslavl-Zaleski y Sérguiev Posad. Pero últimamente han añadido otras ciudades históricas, igualmente alucinantes como Ples, Úglich, Myshkin, Múrom y Aleksándrov en la lista.

Todas las ciudades de la ruta fueron fundadas en las vías fluviales de la época antigua en las posiciones estratégicas. Casi cada una en algún momento encabezaba a los principados de la Rusia medieval. Gracias a la riqueza, importancia política y crecimiento excepcional de cada ciudad tenemos allí muchos monumentos de la arquitectura antigua de los siglos XII al XVII. Hasta hoy estas ciudades nos impresionan con la diversidad de las catedrales e iglesias con sus cúpulas con bulbos estrellados, simples muros blancos de los conventos inabordables y la hermosa naturaleza. Son verdaderos museos al aire libre, que guardan los recuerdos de los acontecimientos más importantes de la historia rusa. La mayoría de los monumentos del Anillo de Oro están declaradas el Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Sérguiev Posad
Sérguiev Posad

Si sales de Moscú, probablemente, la primera ciudad en la ruta sea Sérguiev Posad que se encuentra en solo 70 km de Moscú, donde sitúa el Monasterio de la Santísima Trinidad y San Sergio - el centro espiritual de la iglesia ortodoxa rusa. El monasterio, también conocido como la Laura, es la residencia del Patriarca y el centro principal educativo de la Iglesia ortodoxa, por eso a menudo la llaman el Vaticano ruso.

La Laura fue establecida en los años 1340 por Sergio de Rádonezh, el santo venerado por la iglesia ortodoxa y también por católica. La Laura incluye más de cincuenta edificios construidos por los artesanos de Moscú, Pskov y Yaroslavl. Por su forma arquitectónica es un buen ejemplo del monasterio ortodoxo típico con los rasgos militares.

Siempre fue el centro cultural e histórico muy destacado. Alberga las tumbas de la familia de zar Boris Godunov y Andréi Rubliov, el artista ruso medieval más famoso quien era el monje de este monasterio y pinto aquí sus iconos – los imagines santos. Además, Sérgiev Posad es el hogar de la primera Matrioska, la multi coloreada muñeca rusa (si quieres pintar tu propia Matrioska durante tu estancia en Rusia, mira nuestras actividades aquí).
Andréi Rubliov fue canonizado en 1988. En Moscú hay el Museo de Andréi Rubliov, ubicado en el Monasterio de Andrónikov, donde se exponen sus obras.
En 1966 Andréi Tarkovski, el director de cine ruso más famoso, realizó una película basada en su vida y gano el premio de la crítica en el Festival de Cannes, que luego fue considerada como una de las mejores películas de todos los tiempos. La película fue rodada en Súzdal- la siguiente ciudad en nuestra ruta.
Panorama de Vladímir
Ciudades de Monumentos Blancos

Vladímir y Súzdal son las siguientes ciudades en nuestra ruta, situadas cerca uno del otro y famosas por sus antiguos "monumentos blancos" - con este nombre UNESCO identifica ocho monumentos medievales de los siglos XII-XIII de la piedra caliza.
Catedral de San Demetrio en Vladímir Puertas de Oro en Vladímir
Vladímir

Entre estos monumentos magníficos sobre todo merece la pena ver dos obras maestras, situadas en Vladímir y sus alrededores. Hablamos de la Colegiata de Catedrales de San Demetrio y la Asunción y la Iglesia de la Intercesión de la Santísima Virgen del río Nerl. Son unas de las pocas construcciones del siglo XII que sobrevivieron la conquista de los mongoles. Destacan por la talla excepcional de sus fachadas y forman una pareja de las perlas verdaderas de la arquitectura rusa. La Iglesia de la Virgen del río Nerl está situada en una colina artificial y parece una vela o novia blanca en la distancia. Para disfrutar de esta vista de la belleza vertiginosa tienes que andar por un campo algo como 20 minutos, acercándote lentamente a este monumento lírico, o puedes aprovechar un paseo corto en el carro de caballos. La blanca Catedral de San Demetrio fue construida durante el reinado del Gran Príncipe Vsévolod Gran Nido en honor de San Demetrio de Tesalónica.
La Iglesia de la Intercesión de la Santísima Virgen del río Nerl
Para visitar las iglesias ortodoxas, las mujeres tendrán que cubrir sus cabezas con una bufanda. Mejor tenerla a mano, pero si no hay, puedes prestar las bufandas y faldas disponibles a la entrada de cada monasterio, catedral o iglesia.
En principio la Catedral de San Demetrio estaba rodeada de galerías con torres y conectada al palacio del príncipe que fueron demolidas por error durante la restauración del siglo XIX por creer que eran estructuras más modernas que el resto del edificio.

La catedral está decorada con las tallas en piedra blanca y casi 600 relieves que representan santos, animales reales y míticos; entre ellos hay la figura de su fundador - el príncipe Vsévolod III. Dentro de la catedral hay algunos fragmentos de los frescos del siglo XII, los más destacados son los fragmentos del Juicio Final.

Vladímir posee otros monumentos antiguos rusos, como las Puertas Doradas y la Catedral de la Asunción, ¡espero que los visites también!
Panorama de Súzdal Antigua iglesia en Súzdal
Súzdal

Súzdal ahora es una ciudad muy pequeña y provincial. Tiene solo 10 000 habitantes, pero gracias a la riqueza de los monumentos de los siglos XII-XV se convirtió en una meca para los amantes de la arquitectura rusa medieval. Tiene 33 iglesias, 5 monasterios y 14 campanarios, algunos son en la lista de UNESCO. Es un pueblo ideal para el descanso relajante y meditativo, recomiendo pasar aquí unos días y aprovechar al máximo su encanto especial (y su proximidad a Moscú y Vladímir).
Dicen que Súzdal obtuvo su fama mundial después de la visita del multimillonario francés barón Philippe de Rothschild, le atribuyen las palabras "Yo soy un hombre rico, pero si me dieran Súzdal durante varios años, multiplicaría mi fortuna", que caracteriza perfectamente la potencial turística de la ciudad.
Súzdal fue mencionado por primera vez en las crónicas del año 1024 como Súzhdal. Ya a comienzos del siglo XII, bajo el reinado de Yuri Dolgoruki, fundador de Moscú, paso a ser el centro del Principado Rostov-Súzdal.

Aquí tienes que visitar su medieval Kremlin del siglo X, blanco como las fortalezas antiguas rusas y el monasterio del Salvador y San Eutimio (siglo XIV). En este último, situado a orillas del río Kámenka darás unos saltos en la historia. Aquí está situado el túmulo del príncipe Dmitri Pozharski, un héroe del levantamiento ruso de 1612 contra la dominación polaca. Sus muros de seis metros de altura además de las iglesias y catedrales antiguas, albergaban una prisión que funcionaba desde el siglo XVIII hasta la Segunda Guerra Mundial. Era una prisión para los disidentes religiosos y políticos.
El prisionero más conocido era Friedrich Paulus, mariscal de campo del Sexto Ejército de la Alemania nazi, jefe de las fuerzas invasoras que intentaron tomar Stalingrado en la mayor batalla de la historia. Tras perder la lucha, fue enviado aquí para cumplir la pena reservada a los derrotados.
Por lo demás te puede interesar el convento de la Intercesión del siglo XVI, el lugar del exilio de las zarinas rusas, entre ellas eran las mujeres de Iván III, Basilio III y Pedro el Grande.
Museo de la Arquitectura de Madera y de la Vida Campesina en Súzdal Antigua iglesia de madera en Súzdal
Además de todas las maravillas arquitectónicas Súzdal nos permite desfrutar de una vida campesina en la naturaleza pintoresca. Para experimentarla visita al Museo de la Arquitectura de Madera y de la Vida Campesina donde guardan antiguas hermosas iglesias de madera, casas de familias campesinas de prosperidad diferente, molinos y pozos. Originalmente no son de Súzdal, sino que fueron llevados allí de diferentes partes del país. Paseando por este museo al aire libre puedes participar en la creación de muñecas de paja y actividades medievales típicas como el tiro con arco.

Hablando de la vida campesina, te recomendamos desfrutar los platos de la gastronomía típica y probar la famosa Medovuja de Súzdal - la bebida antigua de miel, poco parecida a la cerveza dulce.

Paseando por las calles de Súzdal no pierde la posibilidad de escuchar sus famosas campanadas y los coros parroquiales de las catedrales. ¡Todo esto añadirá más colores y emociones a tu viaje!
Yaroslavl

Yaroslavl fue fundada en el año 1010 y entre los siglos XII-XV era la capital de uno de los principados ruso más poderosos que competía con Moscú y Veliki Nóvgorod.

Ahora es una ciudad más grande de la ruta con 600 000 habitantes y el casco histórico incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad por UNESCO. La ciudad está situada en la confluencia del río Volga y su afluente Kótorosl y, además de los monumentos fabulosos, ofrece unas vistas pintorescas desde sus malecones. Como todas las ciudades antiguas rusas, Yaroslavl tiene su propio Kremlin con el mejor panorama del centro de la ciudad desde su torre del reloj.
Panorama de Yaroslavl Panorama de Yaroslavl
Según una leyenda, Yaroslav el Sabio, el gran príncipe de Kíev, fundó la ciudad de Yaroslavl tras una pelea a muerte con un oso, que tuvo lugar en estas tierras y que las tribus locales consideraban sagrado. Para celebrar esta victoria, Yaroslav el Sabio empezó a construir esta ciudad. En 2009, antes de celebrar el milenio de Yaroslavl, se inauguró el monumento al Oso cerca del Monasterio de la Transfiguración del Salvador.
A lo largo de toda su existencia, Yaroslavl era una ciudad de los ricos mercaderes que intentaban superarse entre sí en caprichos arquitectónicos. En el siglo XVI-XVII Yaroslavl tenía las relaciones comerciales con los países orientales y europeos. Los ingleses abrieron un astillero allí, luego les siguieron los neerlandeses, alemanes, franceses y españoles.

Yaroslavl posee las numerosas iglesias y campanarios con cúpulas ricamente decorados con cúpulas sobre los tambores altos, antiguos frescos, iconos multicolorados y la cerámica pintada (fayenzas esmaltadas de Yaroslavl). Las iglesias en Yaroslavl son, en primer lugar, las iglesias de comerciantes ricos, que conmemoran su riqueza y reflejan sus gustos. Puedes sentir que la arquitectura de Yaroslavl influyó mucho el estilo multicolor asimétrico de Moscú. Entre más de 30 iglesias antiguas preservadas actualmente sobre todo se destacan las Iglesias de San Nicolás, de Profeta Elías y de Juan el Bautista.
Iglesia de Profeta Elías en Yaroslavl La cerámica pintada en iglesias de Yaroslavl
La prosperidad económica de Yaroslavl provocó una verdadera locura de construcción. Desde 1620, se construyeron unas 40 iglesias de piedra en la ciudad, la mayoría de las cuales superaban a las de Moscú y influían a los gustos arquitectónicos en la capital de Rusia. En 1658, un incendio arrasó Yaroslavl y 29 iglesias fueron destruidas, pero reconstruyeron la ciudad pronto. Hoy tenemos una homogeneidad arquitectónica en el centro de la ciudad, porque casi todos sus edificios datan entre 1660 y 1690.
Panorama de Rostov el Grande
Úglich y Rostov el Grande

Cerca de Yaroslavl hay muchas ciudades históricas, pero sobre todo se destacan Úglich y Rostov el Grande (Rostov Veliki) , y aconsejamos visitarlas. Ambas ciudades son parte del Patrimonio Mundial de UNESCO y poseen unos conjuntos arquitectónicos admirables.

En Úglich murió Dimitri, el hijo pequeño de Iván el Terrible, en las circunstancias dudosas y así se acabó la primera dinastía real rusa Rúrika y empezó el Tiempo Oscuro, como el resultado del cual el poder y el trono pasó a la familia Románov. Por eso el pueblo es el lugar importante en la historia rusa. En el sitio donde fue descubierto el cuerpo del niño luego construyeron la Iglesia de San Demetrio sobre la Sangre que se convirtió en un lugar de la peregrinación.
Rostov el Grande y el Lago Nero en invierno
Rostov el Grande, una de las ciudades más antiguas de Rusia, fue fundada en las orillas del legendario lago Nero en el año 862 AD. Ahora es un pueblo y en la edad media anterior era un importante asentamiento del comercio vikingo a lo largo de la ruta del comercio por el río Volga. En el siglo X se convirtió en la capital del principado más prominente de Rusia.

Rostov ha sido siempre el centro eclesiástico de la Iglesia Ortodoxa. En el siglo XIV, los obispos de Rostov se convirtieron en arzobispos y en el siglo XVI pasaron a ser metropolitanos. El Kremlin blanco de la ciudad con sus once torres es el único que no fue construido como una estructura defensiva, sino como residencia del obispo metropolitano ortodoxo, allí puedes aprender más de la iglesia rusa y su historia.
Iglesia de la Resurrección en Kostromá, foto de 1911 por S. Prokudin-Gorski
Iglesia de la Resurrección en Kostromá, foto de 1911 por S. Prokudin-Gorski

Kostromá

Otro tesoro del Anillo de Oro, más alejado de Moscú, pero no menos interesante para la visita es Kostromá. Aquí en las orillas del río Kostromá, el afluente de Volga, está situado el antiguo Monasterio Ipátiev de donde en 1613 salió Miguel Románov para asumir el trono ruso, poniendo fin a un periodo de inestabilidad estatal y dando el inicio a la dinastía real que duró hasta el año 1917.

El príncipe Mijaíl Fiódorovich Románov vivía 16 años en las propiedades de su familia en el Monasterio Ipátiev de Kostromá cuando los boyardos del Principado de Moscú le llamaron al trono capital, como había aprobado por el Zemski Sobor, el parlamento feudal ruso. Es curioso que la casa en Ekaterimburgo, donde paso sus ultimas días la familia de Nicolás II, el último zar ruso de la dinastía Románov, también llevaba el nombre de Ipátiev.
Monasterio Ipátiev en Kostromá, foto de 1911 por S. Prokudin-Gorski
Monasterio Ipátiev en Kostromá, foto de 1911 por S. Prokudin-Gorski
No es un error: ¡las fotos en color de Kostromá que ves aquí fueron tomadas por el pionero de la fotografía en color Serguéi Prokudin-Gorski en 1911! En sus fotos vemos Rusia a principios del siglo XX, pero parece que se han tomado recientemente. Las obras de este genio eran olvidadas poco después de la revolución y eran redescubiertas solo a fines del siglo pasado gracias a los negativos que compró la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos a los herederos del fotógrafo que en aquel momento vivían en Francia.
Entre otros lugares históricos de Kostromá llaman la atención las galerías comerciales del siglo XVII, que se conservan prácticamente en su forma original. Kostromá era uno de los centros principales de mercaderes rusos y todavía conserva su espíritu que puedes sentir en su rica gastronomía, ceremonias de té y, sobre todo, en las pintorescas antiguas casas de madera y de piedra, decoradas en abundancia con diseños florales, jambajes de ventanas ornamentales y otros atributos típicos del estilo comerciante ruso. ¡Kostromá tiene tanta carisma que muchas visitantes regresan aquí de nuevo para disfrutar de su belleza, el modo de vida sin prisas y la deliciosa comida típica!
Lucioperca con caviar rojo en Kostromá
Como muchas ciudades rusas, Kostromá tiene su héroe legendario local, porque se concederá como la patria de Snegúrochka, la doncella de las nieves, la nieta de Ded Moroz, el Papa Noel ruso.
No hemos contado de todas las ciudades del Anillo de Oro ruso aquí, pero vamos a presentarles otros antiguos pueblos rusos en el futuro. ¡Por eso escríbenos aquí de que ciudades quieres saber más!

Y nos encantaría a ayudarte con la organización del viaje por el Anillo de Oro en Rusia.

Este viaje puede durar de 3 o 4 días, pero para el conocimiento más completo recomendamos una ruta de 7 días: Moscú - Sérgiev Posad -Rostov el Grande - Úglich- Yaroslavl – Kostromá - Ples – Súzdal – Vladímir – Moscú. Por favor rellena el formulario abajo y te proponemos la ruta más adecuada para ti y tus compañeros.

¡No importa cuántos días y cuántas ciudades podrías visitar, en todo caso vas a descubrir el país muy distinto de todos que has visto antes!

Texto Karina Matveeva
Comparte esta publicación