Carusel Blog
25 julio 2020

Tesoros del Hermitage. Pinturas de Dánae de Tiziano y Rembrandt - el mismo tema y dos destinos.

Dánae Rembrandt Hermitage
Dánae de Rembrandt en el Hermitage

¿Tú crees en el destino de las pinturas? Yo sí creo.

Hoy te cuento sobre las obras maestras, pintadas por dos artistas grandes en el mismo tema. Los cuadros de Dánae de Tiziano y Rembrandt forman parte de la reserva de oro del arte europeo y de la colección del museo del Hermitage.

Sus autores son verdaderos genios y cada uno en su tiempo obtuvo el titulo del Rey de los Pintores y hasta hoy en día siguen considerarse como los mejores de los mejores.

Son Tiziano y Rembrandt, los pintores que no requieren la presentación especial.

Aunque nos parece que sabemos casi todo de los grandes maestros del pasado, en realidad no se dejan de sorprendernos y siempre encontramos cosas nuevas de sus vidas, de sus obras, su arte y incluso de nosotros mismos. Quizás, por eso les llamamos genios - no son del pasado, son de hoy y sobre el futuro.
Dánae en jarrón griego
El mito de Dánae

Para los cuadros de que contaré hoy ambos maestros usaban el tema del famoso antiguo mito de Dánae y para empezar te lo recordaré.

Dánae era una princesa griega, la hija de Acrisio, el rey de Argos, y Eurídice.

El oráculo predicó a Acrisio que sería matado por su nieto. Y para que bella Dánae no tuviera hijos la encerró en una celda subterránea o torre de bronce junto con una criada. Pero esto no le ayudó evitar su destino.

Zeus se enamoró de Dánae y la visitó en forma de la lluvia dorada. Como el resultado de este amor nació Perseo. Al conocerlo, enfadado Acrisio arrojó a Dánae con el niño al mar en un cofre de madera, pero gracias a la ayuda de dioses la madre y su hijo sobrevivieron.

Más tarde, después de realizar unas hazañas como rescatar de Andrómeda y matar a Medusa, Perseo cumplió la profecía del oráculo y mató a su abuelo por casualidad con el disco durante los juegos deportivos.


El tema de Dánae era muy popular y durante los siglos inspiraba a los pintores europeos. Los primeros ejemplos de presentación de este sujeto en el arte podemos encontrar en los jarrones griegos de figuras rojas del siglo V a. C.

Las versiones de Tiziano y Rembrandt son las más famosos. Ambos maestros nos presentan en sus cuadros el momento de la visita de Zeus. Aunque las pinturas tienen la iconografía semejante y son obras maestras indiscutibles, sus historias son totalmente diferentes.
Retrato de Pierre Crozat
Retrato de Pierre Crozat

Colección Crozat

Ambos cuadros de Dánae del Hermitage provienen de la famosa colección de Crozat y vinieron a Rusia de Francia en el mismo barco en 1772 cuando nuestra gran Emperatriz Catalina II compró las obras para su museo, el Hermitage.

Colección Crozat era una colección privada de las obras del arte, fundada por Pierre Crozat, el famoso financiero y tesorero de Francia, y el gran amante del arte. Los contemporáneos la consideraban como la más importante colección privada por el gran número de los tesoros de pintura y diversas rarezas que tenía. Su mansión era un verdadero museo, que contenía más de 400 pinturas de diferentes escuelas y una enorme cantidad de dibujos, grabados, antigüedades, porcelana, piedras talladas y una rica biblioteca.

Además de ser coleccionista, Pierre Crozat era un mecenas y apoyaba a los pintores de su época, sobre todo a Antoine Watteau y Charles de La Fosse. Después de la muerte de Sr. Crozat su colección fue dividida entre sus sobrinos que aumentaron la colección.


Cuando murió Louis Antoine Crozat, Denis Didro, el enciclopedista ilustrado quien fue el amigo por correspondencia y consejero de Catalina II, junto con el escritor Frederick Melchior Grimm y el embajador ruso en Francia, el príncipe Dmitri Golitsin, empezaron la preparación de un acuerdo con los herederos y después de un año y medio de negociaciones, en 1772 realizaron la compra de la colección completa en nombre de la Emperatriz rusa para su museo, recién establecido. La colección adquirida incluía 5 pinturas de Rafael, las obras de Miguel Ángelo y Giorgione, 15 obras de Rubens, 7 pinturas de Rembrandt, 10 pinturas de Tiziano y entre ellas había dos Dánaes. Esta compra importantísima provocó un escándalo en Francia, pero enriqueció el Hermitage con las obras sobresalientes de grandes maestros.

Ahora dos cuadros que nos interesan están presentados en las diferentes salas del museo, pero en la mansión de Crozat habían colgados en la misma sala, una frente de la otra.

La Dánae mayor es la de Tiziano, vamos a estudiar esta encarnación de la bella griega primero, teniendo en cuenta que Rembrandt conocía la obra del pintor italiano y la apreciaba.
Sala de Tiziano del Hermitage
Sala de Tiziano del Hermitage

Las Dánaes de Tiziano

No estoy seguro que tengo que recordarte los hechos de la vida de genio italiano, pero por si acaso y en breve:

Tiziano Vecellio di Gregorio conocido como Tiziano es uno de los pintores más celebres del arte del Renacimiento italiano, el famoso representante de la escuela Veneciana. Aunque provenía de la familia noble, tenía tanta pasión por la pintura que sus padres le dejaron estudiarla y desarrollar su talento innegable.

No sabemos las fechas exactas de su vida, pero sabemos que era una vida larga y muy exitosa. ¡Nacido en el fin del siglo XV, ha vivido alrededor de 80 o 90 años y murió por la causa de peste, para aquella época era la vida extraordinaria!

Ahora le recordamos junto con aquellos genios de la historia del arte como Miquel Ángelo, Rafael y Leonardo da Vinci. El alumno de Bellini y Giorgione, Tiziano alcanzó la fama rápida como el pintor y sobre todo como el retratista excelente. Ni siquiera tenía treinta años cuando fue reconocido como el mejor pintor de Venecia. Le contrataron Cardinales y Papas, Duques y Reyes. Sus contemporáneos le llamaban el Tiziano Divino y le reconocían como «el sol entre las estrellas», en homenaje a la línea final del Paraíso de La Divina Comedia de Dante Alighieri.

Su arte pasaba diferentes etapas durante su larga carrera, su estilo cambiaba mucho y ahora algunos científicos tienen problemas para reconocer que los cuadros de su primera etapa y de los posteriores hayan hechos de la misma mano.

En cualquier caso, todas sus obras caracterizan por el uso excelente de los colores vívidos y luminosos. Si le llamaban el "pintor de los reyes y el rey de los pintores" podemos decir que sin duda era el Maestro de los colores.

El Dánae de Hermitage pertenece al periodo avanzado del pintor, cuando ya había encontrado su única solución colorista que caracterizaba sus mejores obras y que le dio la fama mundial. La paleta de sus cuadros consistía en los tonos muy finos, en todos los colores principales y subordinados diferenciaba los matices sutiles con mucho cuidado y con ellos formaba las figuras сon sus rasgos característicos y emociones.

Hay que mencionar que el tema de Dánae le interesaba mucho y actualmente conocemos ¡al menos 5 Dánaes pintadas por su mano! Tiziano y su taller solía repetir los temas que tenían más éxito, era una práctica habitual para los famosos maestros de aquella época. Todas las versiones de Dánae, que ahora se encuentran en varios museos, tienen las diferencias notables.
La Venus Dormida en la Galería de Pinturas de los Maestros Antiguos, Dresde
La Venus Dormida en la Galería de Pinturas de los Maestros Antiguos, Dresde

Es probable que le interesaba tanto este tema al pintor no solo por la popularidad, sino por las tareas artísticas. En esta serie de cuadros desarrollaba la composición con una figura femenina desnuda. Comenzó estudiar este tipo iconográfico terminando la Venus de Dresde, la obra de su fallecido amigo y maestro Giorgione. Luego lo repitió con Venus de Urbino y volvió a estudiar esta tarea con la serie de Dánae, creando su propia forma y estilo de la presentación de figuras desnudas.

La Venus Dormida o la Venus de Dresde es la última creación de Giorgione, realizada en 1510. Presente a una mujer joven y desnuda, dormida en un paisaje italiano ideal. La obra quedó inconclusa tras la muerte de Giorgione, y fue posteriormente acabada por Tiziano. Giorgione pintó la mujer y una roca del paisaje y el Tiziano terminó el paisaje, pintó el cielo, vestuario del primer plan y Cupido a los pies de Venus que tampoco podemos ver ahora sin los rayos Х. La presentación de una figura desnuda al aire libre era un acto revolucionario y por algunos se considera como el punto de inicio para el arte moderno.
 Dánae del Museo Nacional de Capodimonte en Napoli
Dánae del Museo Nacional de Capodimonte en Napoli

La primera versión de Dánae se refiere a los años 1544-1545. Fue pintada para el cardinal Alessandro Farnese, el nieto de Papa Paulo III y un gran admirador del talento de Tiziano.

El cuadro fue creado durante la estancia de Tiziano en Roma, ahora es la parte de la colección del Museo Nacional de Capodimonte en Napoli. El talento de Tiziano ya era tan apreciado que la ciudad de Roma le presento la ciudadanía, antes la habían presentado solo a Miguel Ángel.

La versión original es la única que tiene la figura de cupido en su composición y está situada en el lugar que luego en otras versiones ocupará la sirvienta vieja que recoge las monedas de lluvia dorada.

Otra distinción de la composición con las versiones próximas es la columna clásica en el fondo que sustituirá luego por el telón rojo.

En comparación con otros cuadros la figura desnuda del primer cuadro está más cubierta por la tela blanca, quizás es por ser el retrato de la amante del cardinal, Ángela. Aunque fue creada para las habitaciones privadas y presentaba a la mujer como el personaje mitológico, la pintura fue bastante frívola y atrevida.

Sabemos los recuerdos de Giorgio Vassari sobre la visita de Miguel Ángel al estudio de Tiziano en Belvedere de Vaticano, donde el Grande Florentino vio la primera versión de Dánae en proceso. Dice que elogió el uso de los colores del pintor veneciano, pero luego criticó su comprensión de los "principios sólidos" de dibujo y composición.

No podemos corroborar las palabras de Vassari y saber si fuera así de verdad o si solo fabricó una anécdota histórica, pero sabemos que para él y muy probable que para Miguel Ángel también, el diseño y el dibujo siempre fueron la base fundamental del arte y el color tenía el significado secundario.

Dicen también que justo Miguel Ángel predijo la gran cantidad de las réplicas de Dánae bromeando que Tiziano no podría evitarlas, porque muchos ricos amantes del arte las pedirían.
Dánae de la Colección Wellington, Apsley House, Londres
Dánae de la Colección Wellington, Apsley House, Londres

Dos siguientes versiones que ahora forman parte de la colección de Wellington en Londres (1553?) y del Museo Prado en Madrid (1565) fueron creadas para los Reyes de España. La primera era pintada para Felipe II, en aquel momento el heredero del trono de España, quien contrató a Tiziano para crear la serie de Poesías - 6 cuadros en temas mitológicos de Las metamorfosis de Ovidio. Con estos cuadros Tiziano empezó a desarrollar la idea de presentación de un cuerpo femenino bañado en el sol y el tema de Dánae le convenía perfectamente.

Las relaciones entre Tiziano y la familia real española eran muy intensos. Para ellos Tiziano pintaba los retratos de Carlos V y sus hijos, de la nobleza española, los cuadros mitológicos e históricos.

Las obras del pintor veneciano, el mejor de España, como le llamaron, se convertían en una obsesión de los Habsburgo. El pintor fue presentado con el título noble español y obtuvo una pensión especial del rey, pero se negó quedarse en España aunque seguía ser el primer pintor de los reyes.
Hay una anécdota de que un día cuando Tiziano hacía un retrato de Carlos V en su estudio, a él le cayó un pincel al suelo, y Carlos V no tuvo recato en agarrar el pincel y devolvérselo al artista con sonrisa. Era algo inaudito para el protocolo social de aquella época. Y para romper la larga pausa de los cortesanos el emperador decía: «Bien merece Tiziano que el César le sirva, pues cuando pasen los siglos ya nadie se acordará de nosotros mientras que sus pinturas pasaran a la eternidad y serán inmortales".
Es curioso, pero el cuadro de Felipe II ahora no está en España, pertenece a la colección Wellington (Apsley House). Y la historia es así: durante los siglos, hasta la Guerra de la Independencia del siglo XIX Dánae recibiendo la lluvia de oro permaneció a la Pinacoteca Real Española, estaba colgada en la pared del Alcázar junto con otras Poesías y luego en el palacio de Buen Retiro.

La pintura fue capturada por el ejército inglés en la Batalla de Vitoria con Josep Bonaparte quien había sido proclamado como el Rey de España por su hermano Napoleón. Al perder la guerra Josep Bonaparte huyó de Madrid con el bagaje de documentos y unas 200 pinturas. Al restaurar el poder de Fernando VII Duque de Wellington pensaba en devolverle las obras robadas, pero el rey le informó que pudiera dejarlos como el regalo.

¿Pero si la versión de Felipe II ahora está en Londres que obra está en el Museo de Prado?
Dánae del Prado, Madrid
Dánae del Prado, Madrid

En Prado vemos la versión repetida por Tiziano en 1565, con una factura más deshecha, que fue traída a España de Génova por Diego Velázquez de su viaje a Italia (1629). Es curioso cómo se crucen a veces los caminos de los pintores grandes en los tiempos.

Es muy probable que el gran pintor sevillano decidió decorar dos palacios reales con Dánae, Venus y Adonis de Tiziano. La versión traída de Génova estaba situada en el Alcázar de Madrid y la versión de Felipe II, peor conservada en aquel momento, fue trasladada al Palacio del Buen Retiro y de allí hubo robada por José Bonaparte y luego apareció en Londres.

La Dánae de Wellington por mucho tiempo se creía como una copia. Fue restaurada y abierta para el público por primera vez solo en 2015.

Unos se concederán la versión del Prado con la figura de perro como "la más sensual de todos los desnudos femeninos de Tiziano ... transmite una oscura carga erótica que hace que todos los desnudos reclinables anteriores ... parezcan inocentes en comparación" (Sheila Hale en Titian: His life). Además, el perro aparecido en este cuadro se puede considerarse como la alegoría de lujuria.

Ahora la Dánae del Prado se muestra en la misma sala que Venus y Adonis como fue pretendido por el mismo Tiziano.
Dánae del Hermitage Tiziano
Dánae del Hermitage

Dánae de la Colección del Hermitage

Muy probable, que la pintura del Hermitage (1553-1554) así como la de Viena (1564) fueron realizadas en el taller del pintor con la participación significante del mismo Maestro.

En estas versiones aparece la propia imagen del Zeus en las nubes que mira a Dánae desde arriba. Con mayor probabilidad, el cuadro de Prado también tenía la imagen de Zeus por arriba, pero llegó a nuestros tiempos en el lienzo cortado. Y eso confirma que la obra del Hermitage es una versión transitoria, cuando el maestro seguía investigando el tema y formulando la composición.

La evolución del arte de Tiziano que podemos notar en los cuadros de Dánae era muy impresionante para sus contemporáneos y los pintores de las épocas posteriores, hasta los impresionistas que le apreciaban por el color vivido y suave. Siempre fue el pintor distinguido y venerado, pero si el arte de sus años maduros fue adorado sobre todo por Velázquez, Rembrandt y Goya, sus últimas obras fueron rehabilitadas por impresionistas, cuando cambió considerablemente la moda y estilo.
Sala de Rembrandt en el Hermitage
Sala de Rembrandt en el Hermitage

Dánae de Rembrandt

A continuación, te contaré sobre la otra Dánae del Hermitage, creada en el siglo XVII por el otro imperador del arte clásico, maestro de la sombra, creador de la luz pintado, el holandés magno, Rembrandt Harmens van Rijn. La historia de su Dánae no es tan complicada como la de las versiones múltiples de Dánae de Tiziano, pero no menos fascinante, trágica y feliz a la vez.

Si en el caso de Tiziano tenemos al menos 5 replicas, Rembrandt creó solo una, pero como el aperitivo de la siguiente historia te digo que allí mezclaba 2 mujeres importantes de su vida en solo una imagen.

La Dánae de Rembrandt, aunque sea la figura mitológica, no es la diosa o princesa de cuentos, sino una mujer terrícola de carne y huesos, como todas nosotras. Pero antes de contarte su historia, te contaré un poco de su creador, que es muy famoso y desconocido a la vez. Parece que conocemos más el mito romántico de Rembrandt, inventado durante los siglos XVIII-XIX que la vida real y artística del pintor.

Empezaron a estudiar la vida y herencia artística del pintor en detalles en el siglo XIX, por eso hasta ahora tenemos muchas dudas y leyendas coincidas con su nombre. Aunque, siempre era un pintor de moda, muchos hechos de su vida habían olvidados por aquel tiempo. Mezclaron los nombres de sus cuadros e incluso el nombre del mismo pintor.

En el Hermitage hay unos cuadros de Rembrandt como por ejemplo "Saskia como Flora" o "El hijo prodigo" en los marcos del siglo 18, que tienen las inscripciones del nombre del pintor como P. Rembrandt. En aquel tiempo creían que Rembrandt era su apellido que usaba para firmar sus cuadros, en todos los catálogos le llamaron Paul Rembrandt.

El pintor empezó a usar su nombre como la firma desde el año 1632, antes tenía la firma compuesta de sus iniciales como todos los otros pintores de su tiempo. Usando su nombre, el pintor se ponía a sí mismo en la fila con los grandes pintores del pasado como Leonardo, Miquel Ángelo, Rafael y Tiziano.
Saskia como Flora de la colección del Hermitage
Saskia como Flora de la colección del Hermitage

Sabemos por cierto que Rembrandt Harmenszoon van Rijn, conocido por todo el mundo como Rembrandt, nació en Leiden en los Países Bajos, en 15.07.1606 en la familia acomodada de un molinero fructífero. Obtuvo la educación básica y asistió a la Universidad de Leiden. No fue un estudiante ansioso, prefería aprender pintura en el taller del pintor de historia Jacob Isaacsz van Swanenburg y luego continuó sus estudios con Pieter Lastman en Ámsterdam durante 6 meces. Cuando tenía solo 18 años ya estableció su propio estudio en Leiden donde trabajaba, vendía sus cuadros y daba clases de pintura.

A finales de 1631, Rembrandt, ya el pintor más celebre del siglo de oro holandés, se mudó a Ámsterdam, una de las ciudades más ricas del mundo. El éxito del pintor joven crecía y Rembrandt obtuvo la fama de retratista excepcional.

En 1634 Rembrandt se casó con la prima del respetado marchante Hendrik van Uylenburg. Saskia llegó a ser la verdadera musa del pintor, la futura modela de Dánae y otras imágenes femeninas excepcionales. Ese mismo año Rembrandt se convirtió en un miembro de la sociedad de pintores.

¡Parecía que la vida le trataba bien! La pareja joven feliz compró la casa, Rembrandt se estaba convirtiendo en el pintor de fama extraordinaria, sus retratos y cuadros costaban una pequeña fortuna, él estaba haciendo la colección riquísima de las obras del arte y rarezas que usaba para sus cuadros. El único que les ensombrecía la vida era la falta de los niños que mueren al nacer. En 1641 por fin nació el niño Titus y se quedaba vivo, pero al poco de parto murió Saskia y así empezó el otro capítulo en la vida de Rembrandt…
Dánae del Rembrandt de la colección del Hermitage
Dánae del Rembrandt de la colección del Hermitage

Dánae fue creada en el año 1636 en la época dorada de Rembrandt y se convirtió en una de sus obras mitológicas más significadas. Es el cuadro pintado por el placer del pintor mismo, por estar guardada en su casa, no por venderla. Quedaba con el pintor hasta el año 1656 cuando él fue declarado en quiebra y vendieron a la Dánae en una subasta. Después cambiaba de manos antes de quedarse en la casa Crozat por un periodo bastante largo.

Es difícil entender cómo era posible que el pintor tan famoso cuyos cuadros y grabados valían una fortuna era un quebrado. En realidad, había muchas razones, desde la situación económica general de Holanda de aquel periodo, hasta el desperdicio y los gustos de Rembrandt –coleccionista, que compraba muchas obras y rarezas. El motivo principal era que Rembrandt no pudo pagar a tiempo el préstamo, que había tomado para comprar su casa donde ahora está situado el Museo de Rembrandt.

En comparación con su predecesor italiano, Rembrandt no nos presenta el momento de la visita de Zeus, pero, más probable, de la espera. No le interesa tanto el mito, lo interpreta con mucha libertad, para él es solo un pretexto para contarnos su historia de amor. No vemos ni el dios, ni la lluvia dorada, la sustituya con un rayo de la luz que llena el dormitorio y envuelve el cuerpo de la protagonista. La composición está construida como una toma del cine, cuando las dos protagonistas vean al tercer personaje, pero nosotros, los espectadores, no le vemos. Podemos adivinar que Rembrandt pudiera ser un buen director de cine, todos sus cuadros son historias vivas y se evolucionan en el espacio de sus lienzos y fuera. Mirándolos siempre podemos reinventar las historias.

Para Rembrandt Dánae es la historia del amor puro, no podemos llamar a su Dánae tan erótica, hermosa y deseada como la de Tiziano. El amor de Dánae holandés es un milagro divino, reforzado por la presencia de un amorcillo dorado en la cabecera de la cama, el símbolo de la castidad. Dánae de Rembrandt es una mujer emocional, enamorada y curiosa, siente el amor e interés en lo que está pasando con ella y lo tema en el mismo tiempo, que el pintor señala con el gesto de la mano de la mujer.

Así como en el cuadro de Tiziano, en la obra de Rembrandt podemos ver la vieja criada, está mirando por lo sucedido con Dánae, pero no colecta el oro de la lluvia. No vemos la lluvia en la obra y por esta razón los historiadores debatían sobre el sujeto de la pintura, se habían sugerido las versiones de que no es la Dánae, pero Agar, Raquel, Sarah o Dalila …

Ahora, gracias a la restauración y los rayos-x sabemos que había la lluvia en la primera versión que luego fue sustituida por la luz, y no tenemos dudas con la trama - es Dánae. Después de este estudio detallado de la obra podemos resolver muchos enigmas de la pintura y del proceso de su creación.

Sin embargo, la restauración fuerte pasó bajo las circunstancias muy tristes y ya es tiempo contarte la parte trágica de la historia de bella Dánae y probablemente, ¡la más trágica de la historia del arte!
Danae by Rembrandt before the restoration
El 15 de junio de 1985 el cuadro fue desfigurado con el ácido y rajado con un cuchillo. El vándalo entró el Hermitage entre millones de los visitantes habituales. Como dicen, en la sala de Rembrandt preguntó a la curadora ¿Cual era la pintura más valiosa de la sala? ¡Y cuando le mostraron la Dánae, cometió su acto terrible!

El delincuente era Bronius Maigys, un lituano de 48 años. Primero el fanático declaró que había cometido un acto de vandalismo en protesta por la entrada del contingente soviético en Lituania en 1940 por ser el nacionalista. Luego confesó en el deseo habitual de llamar la atención sobre sí mismo. Maygis fue examinado con la enfermedad mental (la esquizofrenia lenta) y enviado a un hospital psiquiátrico en la ciudad de Chernyakhovsk, donde pasó 6 años, luego fue enviado a una institución similar en Lituania, de donde fue liberado poco después del colapso de la Unión Soviética.

La restauración de la pintura comenzó el mismo día del accedente trágico y duraba 12 años. Los mejores restauradores del país, químicos y especialistas de Rembrandt estudiaban las opciones para la restauración. Muchos pensaban que la obra de Rembrandt fue perdida para siempre y no hay nada que hacer. ¡Luego determinaron que casi 30% de la pintura de la parte central fue perdida!

Los científicos discutían si tienen que conservar la pintura como es o restaurarla casi haciendo la copia. En resultado, decidieron restaurar las pérdidas, eliminar los rastros de la reacción ácida, preservando al máximo la pintura de Rembrandt.

Para restaurar la Dánae crearon las condiciones climáticas apropiadas y la luz especial. Primero, han fortalecían la superficie de la pintura, eliminando los rastros de la acción acida y la colocaron a un nuevo lienzo duplicado. El siguiente paso fue la recreación de las pérdidas grandes que hacían usando la técnica de pintura del autor.

Una de las condiciones importantes para la restauración fue la posibilidad de volverse a la versión original de Rembrandt sin la capa de barniz. La restauración tan atenta nos descubrió muchos enigmas de Rembrandt y de Dánae y finalmente nos recuperó la obra del maestro.
Dánae de Rembrandt durante la restauración
Durante la restauración nos confirmaron que el mismo pintor hizo muchos cambios de la obra que modificaron la interpretación de la historia.

Te digo solo unos:

Primero, confirmaron por 100% que era la historia de Dánae. El primer modelo era la mujer amada de Rembrandt, Saskia, pero luego pintaba de nuevo la cara, cambiaba las curvas del cuerpo y el gesto de la mano izquierda. El segundo modelo era Geertje Dircx, la niñera de su hijo y esposa civil de Rembrandt, con quien vivía después de la muerte de Saskia por tuberculosis. Así Rembrandt unía ambas mujeres en una obra. Creo que podemos llamar Dánae como el retrato de su musa.

El gesto de la mano inicialmente era el gesto de la invitación, no de despedida como hoy.

¿Recuerdas el amorcillo dorado con las manos atadas? En la primera versión se reía de todo lo sucedido y en final como lo vemos hoy está llorando sobre el amor corto de Dánae y su futuro destino.

No te parece que cambiaba mucho la idea, ¿verdad?

Aunque ahora no es la Dánae que llego al museo en al año 1772, lo que han hecho los restauradores rusos es un milagro que tenía nada paralelo.

Desde el 14 de octubre de 1997 la pintura está en la sala de Rembrandt del segundo piso del edificio de Nuevo Hermitage. Está bajo la supervisión constante de los restauradores e historiadores del arte. Para evitar posibles actos de vandalismo, la pintura está actualmente protegida por el vidrio blindado.
Dánae de Rembrandt durante la restauración
¡Todos esperamos que el futuro destino de Dánae es un destino feliz! Y si descubren más secretos y enigmas de Rembrandt, que salen a la luz de la sombra de sus obras, sean con circunstancias más agradables.

La colección de las obras de Rembrandt en Hermitage es una de la más grandes del mundo. Tenemos 23 pinturas, incluso la última, creada por pintor, algunos grabados del maestro y, además, una buena colección de los cuadros de sus estudiantes y seguidores. Claro que el pintor tan brillante como Rembrandt tenía muchos, pero nadie tan grande como él.

No te pregunto la Dánae de que pintor te gusta más, es imposible comparar así las obras como estas, pero si te interesa la historia de la colección de Rembrandt en el Hermitage o cualquier otra obra de nuestro museo principal, pregúntame y te contaré más historias, hay muchas y todas son impactantes, tristes y felices.

¡No te olvides de ver nuestro Hermitage Tour y otros tours de arte si vas a estar en San Petersburgo!

¡Contáctanos si tienes algunas preferencias especiales y deseas que diseñemos un recorrido artístico especial para ti y tu familia!

Texto Karina Matveeva
Comparte esta publicación
Al hacer clic en el botón, acepta que procesemos tus datos personales. No compartiremos tus datos con los terceros. Puedes darte de baja en cualquier momento.