Carusel Blog
6 julio 2021

Lo mejor de la literatura rusa: poetas Aleksandr Pushkin y Mijaíl Lérmontov

Portrait of A. Pushkin by V. Tropinin (1827)
Los dos poetas rusos más famosos, Aleksandr Pushkin y Mijaíl Lérmontov, vivieron en la primera mitad del siglo XIX e influyeron en el estilo de todos los escritores rusos que les siguieron: Iván Turguénev, Fiódor Dostoyevski, León Tolstói, Antón Chejov, Vladímir Nabókov, Mijaiíl Bulgákov ...

Ambos fueron matados en los duelos cuando eran joven y ambos tenían las raíces "exóticas" - sus antepasados llegaron a Rusia desde muy lejos.

El bisabuelo de Aleksandr Pushkin, Abram Hanníbal, tenía orígenes africanos. Fue secuestrado cuando era niño y enviado a Constantinopla, donde el embajador ruso le encontró y presentó en la corte rusa: Pedro el Grande personalmente era el padrino del niño y le convirtió en un ruso noble.

El pariente lejano de Mijaíl Lérmontov era George Learmonth, un mercenario escocés que sirvió en el ejército polaco del siglo XVII, donde fue capturado por los rusos durante la guerra ruso-polaca. Luego fue a servir en el ejército ruso y se instaló allí. También se le concedió un título de la nobleza rusa.

Retrato de A. Pushkin pintado por V. Tropinin (1827)

Aleksandr Pushkin (1799-1837)

Pushkin para los rusos es mucho más que un poeta, es como un alfabeto para aprender leer y escribir: fue el quien creyó la base de la literatura y el lenguaje moderno ruso.

Durante su corta vida, escribió muchas obras maestras: poemas, versos, cuentos de hadas para niños, una novela en versos y cuentos en prosa, todo con un lenguaje muy hermoso e ingenioso. La herencia literaria suya es un placer para leer.

Para el resto del mundo, la obra más conocida de Pushkin es Eugenio Oneguin, gracias a la ópera homónima, famosa por la música divina del otro genio ruso, Piotr Ilich Chaikovski.

El magnífico lenguaje de Pushkin es muy melodioso, y cuando nosotros escuchamos las arias de esta ópera, a menudo anticipamos cada frase que canta el cantante; así es como esta novela está en nuestras cabezas y almas.
Te recomiendo de verdad que escuches esta ópera o, mejor aún, la veas en vivo y, por supuesto, leas la novela.
Eugene Onegin Opera, Mariinsky Theatre Production
Ópera de Eugenio Oneguin, Producción del Teatro Mariinsky

Eugenio Oneguin

La novela Eugenio Oneguin está escrita en versos, y cuando la leemos en original, recordamos algunas partes de memoria casi automáticamente, palabra por palabra sin darnos cuenta. Esto es la magia de la estrofa de Pushkin, una forma especial, inventada por el poeta, que se acerca a la melodía natural del habla.

Si la lees en otros idiomas, puedes elegir una traducción en versos o en prosa, que seguiría el significado de cada frase con mayor precisión, pero carecería de la estructura original de la novela.

La historia escrita en la novela se desarrolla en la sociedad aristocrática de principios del siglo XIX. El autor nos presenta una descripción ingeniosa y curiosa de la vida rusa de esa época, con sus hábitos y modas, pero es mucho más que eso. En el centro de la novela están las relaciones románticas y los sentimientos de Tatiana, una chica ensoñada y Eugenio Oneguin, un egoísta tipo Byron y un dandi en sus veintes que ya está decepcionado de la vida. El idealista joven Lenski, el vecino de Oneguin, la hermana de Tatiana, Olga, y la niñera vieja de Tatiana, son otros protagonistas. Pushkin escribe sobre todos ellos como si les conociera personalmente. Desde el principio sentimos que las simpatías del autor están del lado de Tatiana.

Por todas partes Pushkin deja digresiones encantadoras sobre, por ejemplo, las gráciles piernas femeninas que una vez conquistaron su corazón (el poeta era un gran admirador de las mujeres), sus pensamientos y consejos.
Illustration to the duel between Onegin and Lensky by I. Repin
Ilustración del duelo entre Oneguin y Lenski de I. Repin

El acontecimiento central de la novela es el duelo ridículo entre Oneguin y Lenski donde murió uno de ellos. Los duelos fueron muy de moda en la sociedad alta de esa época, aunque estaban prohibidos, y el mismo Pushkin se vio obligado a aceptar un desafío a un duelo en lo cual resultó herido de muerte a los 37 años.

En la primera parte de la novela, Tatiana estaba enamorada de Onegiun, pero él no aceptó sus sentimientos. Al final todo cambia: Oneguin se enamoró apasionadamente de Tatiana, una vez de una chica provinciana y tímida se convirtió en una famosa socialité, pero ya era demasiado tarde...

La novela es corta y fácil de leer, la disfrutarás pasando varias noches o un fin de semana, ¡y estoy segura de que sacarás algunas ideas de esta joya de la literatura rusa!
Self-portrait of Pushkin with Onegin
Autorretrato de Pushkin con Oneguin
Aleksandr Pushkin era tan fascinado por su Eugenio que incluso les imaginaba caminando juntos a lo largo del río Nevá en San Petersburgo, como si fueran buenos amigos.
Los cuentos de Belkin

Son los 5 cuentos cautivadores escritos en prosa. Los Cuentos de Belkin nos dicen historias de varias clases de la sociedad rusa de esa época. Estas historias se presentan como si fueron reales, supuestamente recopiladas y escritas por un tal Belkin antes de morir.

Cada historia está escrita en dos estilos dominantes de la época, ya sea sentimental o romántico. En los Cuentos de Belkin, Pushkin toca por primera vez el tema de un hombre pequeño, que pronto se convirtió en el más importante de la literatura rusa.
"Un hombre pequeño" es una persona humilde que ocupa un puesto menor en algún lugar y muy a menudo no tiene la oportunidad de cambiar su vida o responder a sus ofensores. Gógol, Dostoyevski, Chéjov y otros escritores rusos inventarían más tarde sus propias historias de los "hombres pequeños".
Lifetime portrait of Emelyan Pugachev, author unknown (1774)
El retrato de Yemelián Pugachov antes de su ejecución, autor desconocido (1774)

La hija del capitán

Es una historia muy romántica sobre un joven noble, Piotr Grinyov, y sus increíbles aventuras durante la rebelión de Pugachov en la década de 1770.

Pushkin hizo una investigación sobre la rebelión de Pugachev para el emperador ruso y así tuvo el acceso a los documentos clasificados. La historia de Yemelián Pugachov le inspiró a Pushkin a escribir La hija del capitán.

Grinyov tenía un prototipo real, pero Pushkin embelleció su historia y la hizo mucho más "cinematográfica". Retrató al cosaco Yemelián Pugachov, el líder de las revueltas campesinas contra el reinado de Catalina la Grande, con gran simpatía, que era un acto muy valiente para el escritor de la Rusia imperial.

La trama de esta historia se desarrolla muy rápido y no tendrás tiempo para aburrirte. Es una de las últimas obras de Pushkin, fue matado en el duelo unos meses después.
 Natalia Goncharova, painted by A. P. Brullov (1830-s)
Retrato de Natalia Goncharova, dibujado por P. Brullov (1830s)
Según un código moral no escrito de la época, para Pushkin era casi imposible evitar el duelo con el súbdito francés d'Anthès, que seguía provocando al poeta expresando un interés inequívoco por su bella esposa, Natalia Goncharova. Lo que hizo las cosas aún más escandalosas era que d'Anthès se casó con la hermana de Natalia poco antes del duelo.

Sin embargo, la mayoría de los contemporáneos de Pushkin creían que d'Anthès era solo una figura decorativa y el propio emperador Nicolás I estaba detrás del duelo. Nicolás I era un mujeriego con muchas amantes y quería tener Natalia entre ellas. Todos estos rumores enfurecieron a Pushkin.
Lermontov's portrait by P. Z. Zakharov-Cechenets (1834)
Retrato de Lérmontov por P. Z. Zajárov-Chechénets (1834)

Mijaiíl Lérmontov (1814-1841)

Otro gran poeta ruso, que también murió en un duelo, fue Mijaíl Lérmontov. Tenia una vida muy corta, en el momento de su muerte solo tenía 26 años, pero logró dejarnos una herencia impresionante: varios poemas, muchos versos, una obra de teatro y una de las mejores novelas de la literatura rusa.

No puedo dejar de preguntarme cómo es posible que las obras literarias escritas casi por un adolescente, según nuestras creencias modernas, puedan ser tan profundamente significativas y seguir influyendo en personas de todas las edades. Antón Chéjov, que admiraba a Lérmontov, hizo la misma pregunta.

La fama llego a Lérmontov con La muerte del poeta, un amargo poema escrito poco después de la muerte de Aleksandr Pushkin. Es el verso lleno de reproches hacia la sociedad y el gobierno, que permitieron el asesinato del genio. El poema se difundió por todo Moscú y San Petersburgo en copias manuales en unos días. Lérmontov tenía solo 22 años y en ese momento ya había escrito varios poemas y versos que se publicaron más tarde. Inmediatamente fue mandado al ejército en el campo de Cáucaso. Allí, en el balneario de aguas curativas Lérmontov pasó mucho tiempo cuando era niño y más tarde, como oficial, escribió en estas tierras algunas de sus obras más famosas y pintó paisajes bonitos. El Cáucaso se convirtió en el protagonista principal de Lérmontov-escritor y Lérmontov-pintor.
Demon Seated by M. Vrubel
Mijaíl Vrúbel, el talentoso pintor ruso, estaba fascinado por Lérmontov. Creó algunas de las mejores ilustraciones para sus obras, pero su interés artístico principal era el Demonio, el protagonista del poema homónimo del poeta. Vrúbel pintó varias versiones del Demonio a lo largo de su vida. Su Demonio más famoso ahora está en la Sala de Vrúbel de la Galería Tretiakov en Moscú.
Un héroe de nuestro tiempo

La poesía de Lérmontov es profundamente romántica, pero ahora nos interesa su única novela terminada en prosa, Un héroe de nuestro tiempo, que a menudo se llama la primera novela psicológica rusa.

Esta pequeña novela es una de las obras literarias más famosas en Rusia. Por supuesto, cuando la leemos por primera vez en la escuela, la vemos bajo una luz completamente diferente, pero es el libro que la mayoría de nosotros relee y entiende más tarde. Es asombroso darte cuenta de que Lérmontov lo termino cuando tenía 25 años solo y tardó un par de años en escribirlo.

Un héroe de nuestro tiempo está formado de unas historias, mezcladas cronológicamente. El personaje principal de todas las historias es igual: el joven oficial ruso Pechorin, que sirve en el Cáucaso.
Es curioso que el apellido de Eugenio Onegin Pushkin inventó del nombre de río Onega que fluye en la Región de Arcángelsk en el norte de Rusia. Lérmontov, que ya sabía Oneguin muy bien y tenía su imagen en la mente creando a su novela, nombró a su protagonista Pechorin en honor al río Pechora, que también fluye en el norte de Rusia.
Ilustraciones de la novela de M. Vrúbel

Lérmontov va más adelante y convierte a su personaje principal Grigori Pechorin en un tipo aún menos agradable que Eugenio Oneguin de Pushkin y lo llama irónicamente un héroe de su época.

Cada historia descrita en el libro se pasa en un lugar diferente y todas terminan dramáticamente: Pechorin destruye las rutinas y las vidas bien establecidas de otras personajes que están a su alrededor: contrabandistas, compañeros oficiales y aristócratas, montañeses caucásicos. Al mismo tiempo, los pensamientos de Pechorin son increíblemente profundos y se meten en las cabezas de los lectores, nos hacen pensar en las eternas cuestiones de la existencia humana.

Además de los capítulos mezclados de la novela, en Un héroe de nuestro tiempo encontrarás 3 narradores: Maksim Maksímych, un amable oficial ruso, que sirve en la fortaleza a donde después de un duelo fue exiliado Pechorin, el autor y el mismo Perchorin. Estos recursos literarios son brillantes, ya que nos permiten ver las aventuras de Pechorin desde diferentes perspectivas y nos mantienen perplejos todo el tiempo. Primero nos conocemos con Pechorin a partir de la narración de otras personas y solo después de eso le descubrimos más profundamente a partir de su propio diario.

Hay una intriga en cada historia de la novela, sea quien sea el narrador, y todas se leen de un tirón y con impaciencia. Podrían haber sido obras independientes si el autor hubiera decidido publicarlas por separado.
La historia favorita de Antón Chejov de Un héroe de nuestro tiempo fue Taman. Decía: "¡No puedo entender <…> cómo él, siendo tan joven, pudo haber hecho esto! ¡Ojalá pudiera escribir tal cosa y un buen vodevil, entonces podría morir!"
Al mismo tiempo, Vladímir Nabókov pensó que "Taman es la parte peor del libro entero"; todo lo que contenía lo irritaba y parecía irreal.
¿Y cuál es tu opinión? ¡Por favor compártela con nosotras!
Mount Elbrus and wild flowers
Un héroe de nuestro tiempo tiene descripciones absolutamente impresionantes de la naturaleza del Cáucaso, parecen estar pintadas, no escritas. Lérmontov era un buen pintor y se siente cuando lees sus obras.

Hay un detalle muy curioso: en ruso tenemos más colores principales que en otros idiomas. El color azul celeste o goluboj en ruso es el color que falta en las paletas de colores de la mayoría de idiomas europeos y ese es precisamente el color que Lérmontov usaba mucho, también en formas diminutas, a la hora de describir el cielo y las montañas. ¡Qué trabajo duro para los traductores!
Aeolian Harp Pavillion in Piatigorsk
El lugar favorito de Lérmontov en Piatogorsk, norte del Cáucaso

Espero que esta publicación te inspire a leer nuestros clásicos, Pushkin y Lérmontov, que influyeron seriamente en todos los grandes escritores rusos que los siguieron y en todos nosotros que les leemos.

¡Esperamos tus comentarios y sugerencias para nuestras próximas publicaciones literarias y déjenos saber si podemos crear un tour literario sobre Pushkin o Lérmontov para ti!

Texto Alexandra Lyukina
Comparte esta publicación
Booking.com
Al hacer clic en el botón, acepta que procesemos tus datos personales. No compartiremos tus datos con los terceros. Puedes darte de baja en cualquier momento.