Carusel Blog
24 agosto 2020

Guía de la isla de Nueva Holanda y del barrio Kolomna en San Petersburgo

Nueva Holanda en San Petersburgo
Estoy encantada de contarte sobre mi lugar favorito en el centro de San Petersburgo: ¡la isla de ladrillos rojos de Nueva Holanda!

Nueva Holanda agregó un poco de ambiente hipster con su aire moderno y fresco tan esperados en nuestra ciudad demasiada clásica que seguía estancada durante muchas décadas. A partir de que la isla se convirtió en una zona recreativa de moda, comenzó una nueva era en la vida de San Petersburgo y aparecían otras áreas artísticas modernas. Y el hermoso barrio de Kolomna, donde se encuentra Nueva Holanda, está pasando actualmente un renacimiento.

Poco a poco de una isla semi-desierta, decorada con un arco impresionante, el símbolo principal de la zona, cubierto de árboles, Nueva Holanda se convirtió milagrosamente en un parque moderno y una cede de los eventos increíbles y muchos cafés diferentes, tiendas de diseñadores locales y estudios de ballet que son únicas en San Petersburgo.

Probablemente fuera el primer lugar de San Petersburgo reconstruido con tanto estilo y gusto, al borde de lo tradicional y lo moderno. Es el proyecto contemporáneo y respetuoso del medio ambiente. En otras palabras, es un punto de visita obligatorio de nuestra ciudad, ¡en cualquier época del año!
Nueva Holanda en San Petersburgo
Historia de Nueva Holanda

La isla artificial fue creada a principios del siglo XVIII cuando en la zona se cavaron dos canales, Kriúkov y Admiraltéiski, para servir a los muelles del Almirantazgo. Los astilleros del Almirantazgo todavía están en esta área, pero en el siglo XX los trasladaron más hacia el Golfo de Finlandia; durante tu visita a Nueva Holanda verás las numerosas instalaciones de la construcción naval, poco hermosas. Ya sea porque muchos trabajadores astilleros en ese momento eran holandeses o porque se utilizaron tecnologías holandesas para el almacenamiento de madera de barcos, la isla recibió el nombre de Nueva Holanda.

En aquel momento, la función principal de la isla era almacenar madera para la construcción naval y salvarla de los incendios de tierra firme.

En los años 1760 los almacenes fueron reconstruidas en ladrillo. Los arquitectos Savva Chevákinski y Vallin de la Mothe crearon un proyecto impresionante con varios edificios gigantes que debería haberse pintadas y conectados con dos arcos de columnas. En el transcurso de la guerra ruso-turca se cortaron los recursos financieros del proyecto y los edificios se quedaron de ladrillo rojo y solo un arco fue construido, debajo del cual fue excavado el canal de navegación que conectaba la cuenca de la isla con el río Moika.

Desde entonces, el arco de los ladrillos rojos es el sello distintivo de Nueva Holanda.
Nueva Holanda en San Petersburgo
Foto A. Golovdinov

En 1830, en la isla fue construido un edificio absolutamente redondo de la prisión naval, según el proyecto de Alexander Shtaubert. Fue realmente innovador: allí los presos obtenían nuevas profesiones y al liberarse recibieron un salario.
La prisión fue apodada por los lugareños la Botella, debido a su forma redonda. También aparecía la nueva expresión "no te metas en la botella", que significa: no hagas nada malo o no señalas las debilidades de otras personas. ¡Todavía nosotros la usamos!
A finales del siglo XIX, la isla fue convertida en el campo de pruebas para nuevos barcos, submarinos y diversas sustancias. Allí, el famoso químico ruso Dmitri Mendeléyev trabajaba en la creación de pólvora sin humo. Aunque Nueva Holanda estaba a salvo de muchos incendios de la ciudad, no evitó el incendio que comenzó en la misma isla en 1900; muchos de sus edificios sufrieron los graves daños.

Durante la Primera Guerra Mundial, en la isla fue instalada la estación de radio que conectaba San Petersburgo con los mares Báltico y Negro. En noviembre de 1917, Vladímir Lenin anunció desde aquí a la armada y al ejército que la ciudad estaba capturada por los bolcheviques, y la usaba regularmente luego para otros informes (a el le gustaba hacer declaraciones).

En la Segunda Guerra Mundial, la isla fue gravemente dañada por los proyectiles. Durante todo el siglo XX, la isla de Nueva Holanda pertenecía al ejército con acceso restringido para los lugareños, y se convertía lentamente en ruinas.
Casa de Schröter en San Petersburgo
Algunos piensan que Nueva Holanda es el otro lugar masónico de San Petersburgo. ¿Por qué? Por la forma triangular de la isla y por el edificio redondo de la Botella en su parte interior: estas formas son los símbolos masónicos.

La hermosa mansión de ladrillos rojos en la esquina de la calle Pisareva y el río Moika que se ve claramente desde la Nueva Holanda también contiene los símbolos masónicos en su fachada: el compás y el triángulo. Sin embargo, su propietario y autor, el famoso arquitecto Víktor Schröter, decía que estos son los símbolos de su oficio: la arquitectura.
Piscina de Nueva Holanda en San Petersburgo
Actualidad de Nueva Holanda

La idea de transformar la isla casi olvidada en un espacio cultural apareció por primera vez en la década de 1970, pero el gobierno de nuestra ciudad tardó más de 30 años en anunciar el concurso público para ello.

Muchos arquitectos famosos de todo el mundo, como Norman Foster, participaron en este concurso. Aunque había proyectos realmente innovadores y vanguardistas, la mayoría requería la demolición de algunos edificios históricos de la isla para la creación de nuevas estructuras de vidrio y hierro de alta tecnología y para cambiar totalmente el conjunto arquitectónico inicial de Nueva Holanda.

Quizás, por lo tanto, ganó el proyecto más clásico de Millhouse, la empresa propiedad del multimillonario ruso Román Abramóvich.

En 2010, empezaron las obras de reconstrucción masiva en la isla, bajo la supervisión de Daria Zhúkova, la ex esposa de Román Abramóvich y mecenas de las artes contemporáneas. En ese momento, ella ya había fundado el Museo Garage en Moscú, actualmente uno de los lugares más populares de la capital entre los amantes del arte actual. Desde entonces, el equipo del Museo Garage está trabajando en la agenda cultural de la Nueva Holanda y lo hacen perfectamente bien. Algunas exposiciones del Garage también tenían lugar en la Nueva Holanda y además hay librería Garage en la Botella.

Durante los años 2011-2013 en la isla había puesta un césped temporal con espacio para la jardinería donde todos los lugareños habrían podido plantar algo y abrieron un par de cafés al aire libre mientras que todos los edificios estaban cerrados para la reconstrucción. Aunque La Nueva Holanda funcionaba a la prueba solo durante los veranos, rápidamente se hizo increíblemente popular: algunos venían aquí para trabajar y los profesores de yoga daban sus clases por una donación (y todavía lo hacen).

Jardín de Hierbas en Nueva Holanda en San Petersburgo
Desde 2016, La Nueva Holanda está abierta para los visitantes durante todo el año; con el paisajismo al estilo "New Wave" que te puede recordar High Line en Nueva York, porque las mismas empresas participaron en el desarrollo de este espacio público tan bonito.

Pero nuestra Nueva Holanda también tiene la arquitectura histórica de los siglos XVIII y XIX, cuidadosamente restaurada, mucho espacio para los céspedes, zonas deportivas, una piscina e incluso la gran maqueta de la fragata donde los niños pueden jugar durante todo el año.

Cada año abren los nuevos espacios en La Nueva Holanda y ¡no deja de sorprendernos! Este año aparecía el nuevo callejón con árboles decorativos y abrieron un almacén del siglo XVIII. Ahora alberga el afiliado nuevo del restaurante Cococo - Cococo Bistro con la terraza maravillosa. Lo que habrá dentro de este almacén es todavía un secreto, pero se rumorean que habrá una nueva sala de conciertos.

Patio de la Botella en Nueva Holanda en San Petersburgo
La Botella hoy

Quizás, el edificio más impresionante de Nueva Holanda actual es la Botella con un patio encantador y absolutamente redondo donde se encuentran redondas mesas de mármol y un escenario redondo en el centro; aquí durante el verano tienen lugar varios conciertos en vivo (en general desde mayo hasta el fin de septiembre), algunos son gratuitos. Y en las mesas puedes disfrutar de la comida de los restaurantes locales, trabajar con su ordenador o simplemente charlar con tus amigos. Durante los veranos, el patio está decorado con plantas exóticas, plátanos y olivos, y junto con el canto de los pájaros (grabado) de fondo crean un ámbito maravilloso y relajante.

La Botella en su interior es elegante también: esta reconstruida en los estilos de loft y Art Deco y merece tu atención. Solo mira a las ventanas antiguas y sus accesorios (y no hay plástico barato, ¡gracias a Dios!). ¡Damos gracias al arquitecto Liubov Leontieva y estudio local Ludi Architects por eso!

La planta baja de La Botella tiene cafés numerosos con todo tipo de comida y están disponibles para llevar; puedes disfrutarlas en el patio de La Botella o en los hermosos jardines verdes de la isla.
La Botella Nueva Holanda en San Petersburgo
En la segunda y tercera plantas hay tiendas interesantes con ropa y accesorios de diseñadores locales, librerías temáticas, juguetes de madera rusos de alta calidad para niños y mucho más.

Aquí también se encuentra el estudio de ballet y yoga Context de Diana Vishneva, probablemente nuestra bailarina más famosa de hoy. De vez en cuando organizan los eventos de danza contemporánea en Nueva Holanda y, si tienes suerte, puedes verla a ella y a otros bailarines en el escenario de la Botella.

Durante el verano el estudio también organiza las clases de yoga al aire libre en el césped de la isla, y todos pueden tomar parte por una pequeña donación. Es una buena manera de empezar el día y no tienes que venir con tus cosas de yoga, ¡hay algunas esterillas de yoga gratuitas en el estudio!

Además del Context, hay otros estudios deportivos, por ejemplo, el Club de Boxeo, que hoy es igualmente popular entre hombres y mujeres; peluquerías, barberías y mucho más.

Aun cuando el clima no es tan agradable, no te aburrirás en Nueva Holanda: ¡las instalaciones de la Botella te entretendrán!
Nueva Holanda en San Petersburgo
¿Que hacer en la Nueva Holanda?

Mira en el mapa como llegar a Nueva Holanda y donde están las estaciones del metro más cercanas.


La Isla de Nueva Holanda está ubicada cerca de la isla de San Basilio y de la plaza de San Isaac. Las estaciones del metro más cercanas son Sennáya/Sadóvaya y Admiraltéyskaya.

Desde la estación Sennáya hay que caminar a lo largo del Canal Griboédov hasta la Plaza del Teatro y luego cruzar al río Moika, el camino durará unos 25 minutos. Por el camino, verás los lugares descritos en detalle por Dostoievski en su Crimen y castigo.

La estación Admiralteiskaia es un poco más cercana, está en unos 15-20 minutos, y caminando desde allí, obtendrás una vista totalmente diferente de San Petersburgo oficial y ceremonial, antes aquí vivía la aristocracia imperial. La plaza de San Isaac y sus alrededores es la zona popular para los hoteles de lujo. Algunos de los hoteles históricos, como Astoria y Angleterre, se encuentran allí. También puedes pasar por el Palacio Yusupov del río Moika, modesto por fuera, pero absolutamente lujoso por dentro.

Puedes venir a Nueva Holanda de la isla de San Basilio, del Hermitage o de la Avenida Nevski, el viaje durará de 20 a 30 minutos. Hay varias rutas a lo largo de los terraplenes o avenidas que puedes elegir, todas muy pintorescas e impresionantes.

Horario de trabajo y reglas de Nueva Holanda

No está permitido llevar alcohol o bebidas en botellas de vidrio a la isla.

Tampoco puedes venir con tus mascotas y solo está permitido fumar en las áreas especiales.

Nueva Holanda está abierta para las visitas todos los días: desde 9:00 hasta 22:00 de lunes a jueves y hasta las 23:00 de viernes a domingo.

En los días de eventos especiales, conciertos y proyecciones de cine, las horas laborales puedan prolongarse.

Audio guías y regalos útiles

Si vienes aquí por primera vez, puedes venir al Punto de Información, situado cerca de una de las entradas del Canal del Almirantazgo para recoger audio guía en ruso o inglés y descubrir la historia de la isla y su vida actual en detalle.

Allí también encontrarás los bonitos regalos con el emblema de Nueva Holanda, la gaviota, que son realmente útiles. Algunos son hechos de materiales reciclados, por ejemplo, ahora están vendiendo bolsas de compras y carteras hechas con pancartas utilizadas durante las obras de reconstrucción.
 tapa de la alcantarilla con la gaviota en Nueva Holanda
¡El emblema de la isla es muy memorable! Es una especie de gaviota local que vive cerca de Nueva Holanda. Verás su imagen en todas partes, desde las tapas de la alcantarilla hasta la cerca de balcón, la veleta y los materiales informativos. ¡También puedes comprar sudaderas y otras cositas lindas con emblema de la isla!
Compras

Como ya he dicho la Botella te ofrece unas tiendas de las marcas locales y estoy segura de que con la apertura de los edificios nuevos después de la reconstrucción la cantidad de las tiendas va a crecer.

Conciertos jazz y proyecciones de las películas

De mayo a octubre en la isla toman lugar muchos eventos especiales: conciertos de jazz en el patio de la Botella y en el escenario principal cerca del césped, varios presentaciones de músicos locales e internacionales y festivales de cine.

La mayoría de estos eventos son gratuitos, sobre todo las proyecciones de cine. La selección de películas siempre es excelente, son de cine arte con pocas ocasiones de verlas en los cines ordinarios de la ciudad, ¡y qué placer es disfrutar de una película al aire libre! Aunque no te hayas registrado por tal evento de antemano, ¡podrás tomar parte con alta probabilidad!
Patio de la Botella en Nueva Holanda en San Petersburgo
Hacer picnic, tomar sol o trabajar al aire libre

Nueva Holanda cuenta con extensos y frondosos prados verdes de la isla y la piscina del siglo XVIII con su terraza de madera donde podrás ponerte cómodo en numerosas sillas de hierro, tumbonas, bancos o estirarte en el césped y disfrutar de tu tiempo allí. Mucha gente viene a Nueva Holanda para hacer picnics con sus amigos y familiares, es muy cómodo porque puedes comprar la mayoría de la comida y bebida para llevar en los quioscos callejeros o dentro de la Botella. También puedes llevar frutas y bocadillos, pero ten en cuenta que no está permitido llevar ni alcohol, ni vidrio.

Gracias a Wi-Fi gratis, mucha gente viene aquí para trabajar cuando hace buen tiempo; puedes sentarte cómodo con tu ordenador en una de las mesas de mármol en el patio de La Botella u ocupar una de las sillas de las terrazas de los restaurantes.
Patinaje en Nueva Holanda en San Petersburgo
Ferias, mercados y festivales

Nueva Holanda es el lugar de los mercados de Navidad maravillosos.

Como la fiesta principal del invierno ruso es la Noche Vieja y nuestra Navidad se celebra el día 7 de enero, está abierto durante todo el período festivo, normalmente desde mediados de diciembre hasta 14 de enero.

¡Podrás combinar la visita de una Feria de Navidad con un patinaje en la pista de hielo más bonita de la ciudad!

También ahí habrá ferias para celebrar otras fiestas locales. Por ejemplo, para la culminación de la Semana de la Mantequilla o las Celebraciones de Máslenitsa, en 2019 ahí ¡quemaron la impresionante Señora Máslenitsa en el patio de La Botella!

¡Lee nuestra publicación sobre la celebración de Máslenitsa y los blinis rusos!
Antón está aquí en Nueva Holanda en San Petersburgo
Nueva Holanda también es la sede de muchos eventos benéficos. Albergaba el festival Antón está aquí que apoya a las personas con autismo y sus familias. Muchos actores y músicos participaban en este festival de forma gratuita y fue la única vez cuando la entrada a la isla requería un billete. Los visitantes disfrutaban de un ambiente agradable y especial del festival, apoyando esta iniciativa perfecta con una tarifa simbólica.

Deporte de sala y del aire libre

Como ya he mencionado, durante la temporada de verano en la Nueva Holanda hay clases de yoga, también dan clases de Pilates o estiramientos para una donación. Puedes encontrar información actualizada en el sitio web de Nueva Holanda.

¡También puedes practicar aquí petanca, ping-pong y otros juegos de pelota gratis! Para reservar tu tiempo visita el Punto de Información en la entrada. ¡La isla cuenta con increíbles instalaciones para practicar estos juegos a tu disposición!

En invierno, se abre una hermosa pista de patinaje sobre hielo donde puedes alquilar patines y divertirte con tus amigos con buena música.
Nueva Holanda para los niños
Nueva Holanda para los niños

Aparte de la enorme maqueta de madera de un barco que fue construida en la isla como forma original de parque infantil, hay otros juegos en los que pueden participar niños con sus padres, son diferentes deportes de pelota, tenis de mesa y petanca. En La Botella hay una bonita tienda de juguetes rusos para los niños de todas las edades. Además, pasear por los diminutos senderos del Jardín de Hierbas con sus padres, viendo hermosas plantas cultivadas de una manera decorativa (hasta que llegue el invierno) ¡puede ser muy divertido!
Patio de Cococo Bistro en Nueva Holanda en San Petersburgo
Restaurantes

Actualmente hay dos restaurantes separados en la isla, Cococo Bistro de la galardonada marca Cococo, situado en el edificio del almacén recientemente restaurado (se requiere reserva previa) y Kuznya en el edificio de La Fragua. Kuznya es la palabra rusa para la fragua y este edificio fue abierto primero después de la reconstrucción. Ambos restaurantes tienen amplias terrazas.

En la planta baja de la Botella, como ya he mencionado, encontrarás una gran cantidad de cafés menos costosos con todo tipo de cocinas. Las más populares son: Bekizer (cocina israelí) y Dzamiko (georgiana), también hay cafés con cocina vietnamita, japonesa, italiana, rusa y mexicana, hamburguesas, cafeterías y ryúmochnaya (lugares tradicionales donde se puede beber unas copitas de vodka y probar comida y tapas rusos).

¡La lista de cafés y restaurantes de la isla crece constantemente!
La palabra ryúmochnaya proviene de ryumka, una copa pequeña para vodka. Desde los tiempos de Pedro el Grande así llamaron una cantina donde se podían beber vodka con entremeses tradicionales rusos, como pirozhki (empanadas pequeñas).
En las décadas de 1990 y 2000, las ryúmochnayas se asociaron principalmente con alcohol barato y alimentos de baja calidad.
Ahora eso ha cambiado y en nuestra ciudad abrieron algunas ryúmochnayas de estilo con cocina del norte de autor y una buena variedad de bebidas alcohólicas y no alcohólicas de alta calidad. Tradicionalmente los precios de ryúmochnayas son más baratos que en los restaurantes y de verdad, te recomendamos visitar algunas de ellas (consulta los comentarios antes de ir).

Eco-Friendly Nueva Holanda en San Petersburgo
La isla Eco-friendly

Nueva Holanda también es un proyecto innovador en respeto a las iniciativas ecológicas. Fueron los primeros en lanzar la recolección separada de desechos; desafortunadamente, San Petersburgo está muy desactualizado en ese sentido, pero gracias a los lugares como la Nueva Holanda, la actitud de los lugareños y del gobierno hacia la separación de desechos está cambiando para lo mejor.

En Nueva Holanda, se encuentran pontones encantadores para los patos y otras aves acuáticas que les permitan entrar con sus crías al agua de los canales sin problemas. En los pontones verás los letreros en ruso e inglés que indican, que no son para nosotros, sino para nuestros hermanos menores.

Entre las recientes y brillantes iniciativas ecológicas se encuentran bolsas elegantes y originales, hechas de pancartas que cubrían los edificios de almacenes durante las obras de restauración. Todavía puedes ver algunos de estos carteles en la isla. En realidad, son muy interesantes, con diferentes imágenes. Cada bolsa está hecha de partes separadas de pancartas, ¡significa que ninguna de ellas es similar!
Nueva Holanda en San Petersburgo en otoño
Barrio Kolomna

El pintoresco bario donde se encuentra la isla de Nueva Holanda se merece a una publicación separada y larga, pero permítame darte algunas sugerencias sobre lo que puedes encontrar allí.

En primer lugar, tiene un nombre similar al hermoso pueblo cercano a Moscú, el lugar donde cocinan los dulces naturales rusos, la pastila. Si vas a viajar por Rusia, ten cuidado y no confundas este pueblo con el barrio de San Petersburgo. Es uno de los barrios más antiguos de la ciudad y de alguna manera siempre estaba como en las afueras. El golfo de Finlandia está muy cerca de Kolomna, y aunque ahora está oculto por las filas de los astilleros del Almirantazgo y otras estructuras portuarias, probablemente sentirás su atmósfera marítima. Inicialmente era la zona donde construían los barcos y así fue creada la isla de Nueva Holanda.

Muchos marineros y estibadores se alojaban en la zona, algunos de ellos eran holandeses, pero en su mayoría procedían de los países bálticos. Por lo tanto, hay dos iglesias estonias en la zona, una, Yani Kirik, es luterana y ahora funciona como una sala perfecta de conciertos de cámara situada cerca de la sala de conciertos del Teatro Mariinski, y la segunda es ortodoxa, de San Isidoro.

El mercado más antiguo de la zona y la prisión que fueron destruidos durante la Revolución de 1917 se llamaron lituanos. Ahora una pequeña parte de la fachada frontal del mercado esta montada en el Edificio Nuevo del Teatro Mariinski.
La Catedral de San Nicolás en San Petersburgo
El edificio más importante que nos recuerda de la historia marítima del bario es la Catedral Naval barroca de San Nicolás, una de las más antiguas y hermosas de la ciudad. Fue construida según el diseño de Savva Chevákinski, quien también participó en la creación de los almacenes de Nueva Holanda.

La Catedral de San Nicolás de asombroso color cielo azul fue la catedral naval principal de la ciudad, hasta la construcción de la Catedral de Kronstadt. Está situada en el parque pequeño en la intersección de los canales Kriúkov y Griboyédov. Como otras catedrales del siglo XVIII, contiene dos iglesias del primer y segundo piso. ¡Te insto a que al menos te lo veas la catedral desde afuera, si no quieres entrar! La visita es gratuita, pero pueden solicitar una donación a grupos turísticos.
Gran Sinagoga Coral de San Petersburgo
En el siglo XIX, Kolomna se convirtió en una de las zonas más populares para las familias judías. En la década de 1860 allí construyeron la impresionante sinagoga coral. Lo verás justo detrás del Nuevo edificio del Teatro Mariinski, en la Avenida Lérmontovski. La visita es gratuita para todos.

Si estás interesado en la historia judía de la ciudad, echate un vistazo a nuestro tour de la herencia judía.

Detrás de la sinagoga se encuentra el edificio modesto clasicista de la Iglesia Católica Polaca de San Stanislav, fue el centro de vida de la comunidad polaca de la ciudad antes de la revolución, y funciona hoy.

Kolomna es el barrio especial donde todavía se puede sentir el carácter multicultural de nuestra ciudad: la mezcla especial de diferentes etnias y religiones.
El Festival de las Noches Blancas del Teatro Mariinski en San Petersburgo
Además, es el lugar más importante para los amantes de la ópera, del ballet y de la música clásica, ya que allí se encuentran todos los edificios del Teatro Mariinski, el Conservatorio y la Escuela de Música de San Petersburgo. Muchos compositores, músicos y artistas famosos estudiaban, actuaban y vivían allí, ¡y hasta ahora lo hacen!

Si estás bastante atento, notarás que la Sala de Conciertos del Teatro Mariinski de la calle Pisareva contiene la vieja muralla de los antiguos talleres de los Teatros Imperiales, que sobrevivieron después del incendio de 2003, cuando quemaron casi por completo.

La parte de Kolomna que está cerca del terraplén del río Moika, es la colección de los palacios grandes de la nobleza, como el Palacio Yusúpov y hermoso palacio del Gran Duque Alexey Aleksandrovich, ahora conocido como la Casa de la Música, hay otras mansiones no menos impresionantes en Angliisky Prospect (Avenida Inglés).

Espero que este post te inspire a dar un paseo por Kolomna y Nueva Holanda y, quizás, ¡te decidas alojarte en este barrio! Afortunadamente, hay bastantes hoteles que se adaptan a cualquier presupuesto.

Échate un vistazo a nuestro tour de Kolomna y Nueva Holanda y si tienes alguna pregunta o sugerencia, ¡escríbame!

Texto Alexandra Lyukina
Comparte esta publicación
Al hacer clic en el botón, acepta que procesemos tus datos personales. No compartiremos tus datos con los terceros. Puedes darte de baja en cualquier momento.
booked.net